La salvadora a la que nadie salva

Ella constantemente ve en sus parejas alguien a quien salvar, a quien rescatar.

Regularmente se relaciona con personas con algún vacío emocional, con algún vicio o con algún tipo de problema serio en su vida en general, hombres necesitados de amor y de atención, con ciertos rasgos narcisistas, egoístas, con falta de seguridad en sí mismos que le generan comportamientos «tóxicos» con los demás.

Durante su vida asume responsabilidades que no le corresponden, son las que están siempre para sus amigas(os) aunque se anulen y se olviden de ellas mismas, están ahí «por sacrificio” resguardándose en la idea de la supuesta incondicionalidad, pero alejándose cada día de ellas mismas, este principio lo aplican también para sus parejas y lo «dan todo».

Ven a sus parejas como proyectos, «invierten» sus recursos económicos y emocionales porque creen en el poder transformador de ese otro por todo lo que ellas hacen, porque ven el potencial «desperdiciado» que tienen sus parejas, se hacen «amiga» de toda la familia, de todos los amigos para que éstos al ver «lo buena que es» le comenten a su pareja y así, él vea la «inversión» cambie y además la ame y no la abandone.

Detrás de una salvadora, solo hay una «niña herida» que busca sentirse importante/ vista, para alguien.

¿Cuándo va a cambiar? Cuando entienda que no puede cambiar a nadie y que, si quiere que las cosas cambien, primero debe cambiar ella.

Un día empieza a tomar consciencia y se empieza a elegir primero, empezará su proceso de trabajo emocional y entonces se alejará de ese patrón de pareja que se aprovechan de su luz y dejaran de drenarle su energía, es ahí donde descubrirá que:

ella es suficiente y que no necesita hacer nada extraordinario para que la amen, porque merece ser amada porque existe y trabaja en sí misma de manera diaria y la persona correcta lo verá, lo valorará y harán equipo en reciprocidad.

Usted no puede cambiar a nadie, no puede ayudar a nadie que no quiere ser ayudado, que no ha pedido ser ayudado y lo único seguro es que solo puede salvarse a usted misma

*Aplica para hombres y mujeres

Yaxún Víquez A.